fbpx
¿Cómo elegir el mejor espejo para tu hogar?

¿Cómo elegir el mejor espejo para tu hogar?

Los espejos son un gran aliado si quieres mejorar la decoración o la iluminación de tu hogar, todo esto, sin dejar de lado su funcionalidad. Colocar espejos en el hogar no tiene porqué quedar sólo para los dormitorios o en los baños cuando se tienen muchas opciones para cubrir necesidades integrándolos en cualquier ambiente de la casa o el apartamento. Incluir un espejo en una habitación puede cambiar rotundamente el aspecto de esta, es cuestión de tener en cuenta varios puntos antes de elegir el espejo ideal.

Existen miles de formas de espejos, más allá de los convencionales rectangulares o redondos, que se pueden adaptar, dependiendo del lugar donde se quieran colocar.

Ahora te brindamos unos tips para que elijas el que más se ajuste a tu preferencia.

1. De piso a techo siempre causa una buena impresión y queda bien en casi cualquier ambiente, o incluso en alguna pared se puede generar una composición de muchos espejos con o sin marco de diferentes tamaños.

¿Cómo elegir el mejor espejo para tu hogar?

2. Puedes enmarcar cualquier espejo con marcos de vidrio o madera y darle al marco la forma que quieras, siempre quedan bien y son sencillos de realizar. Por supuesto puedes optar por formas más decorativas que den un toque moderno y sean el centro de atención.

Por otro lado, recuerda que si utilizas grandes espejos, por ejemplo los que abarcan toda una pared, logras ampliar visualmente una habitación o rincón pequeño, éste es un gran recurso para apartamentos pequeños.

Sin embargo, también puedes utilizar los espejos más pequeños para otros rincones de la casa o el apartamento donde quieras que se refleje luz creando un ambiente más luminoso.

Si no cuentas con grandes lugares para colocarlos siempre es una buena idea un gran espejo detrás de las puertas ya que ahorras espacio y a la vez resulta muy útil porque puedes mirarte antes de salir.

El encuadre del espejo es algo importante porque muchas veces define el estilo: vintage, moderno, rústico o cualquier otro, es necesario que esté en concordancia con el resto del lugar donde lo ubiques, también dejarlo sin encuadrar es una elección muy buena.