fbpx
¿Cómo eliminar olores desagradables en mi hogar?

¿Cómo eliminar olores desagradables en mi hogar?

En muchas ocasiones al cocinar o comer algo como por ejemplo pescado, permanece un olor desagradable, no importa cuánto te esfuerces por limpiarlo, este persiste. Esto se debe a que el olor no viene de la superficie sucia como platos o residuos, sino, que se queda atrapado en el ambiente, especialmente si hay poca circulación de aire.

Y uno de los errores comunes al limpiar es intentar eliminar los malos olores con ambientadores artificiales de spray, esto solo hará que ambos olores se mezclen creando uno aún más desagradable. Para que recuperes el olor habitual del hogar, hoy te enseñamos a eliminarlos con pequeñas acciones.

Cuando estés cocinando con ingredientes de olor muy fuerte, como el ajo, cebolla o pescados, lo más recomendable es mantener las ventanas y la puerta de la cocina abiertas. Si tienes un extractor de aire, enciéndelo. También puedes limpiar mientras cocinas, así evitarás que los restos de comida y platos sucios se acumulen y agraven el mal olor. Por otro lado, las alfombras, sofás, sabanas y colchones suelen ser el origen de malos olores cuando no se limpian con frecuencia.

A simple vista pueden parecer limpios. Aunque en sus fibras se acumulan restos de sudor, bacterias, y ácaros que causan esos olores desagradables en casa. Por eso te recomendamos limpiar a fondo el colchón y cualquier elemento con textiles por lo menos una vez al año. Si no sabes de dónde viene el mal olor, lo más probable es que sea de ahí.

Existen muchos productos naturales que te pueden ayudar a neutralizar el mal olor. Por ejemplo, el limón es ideal para eliminar malos olores en la caneca de la basura o la tabla donde picas verduras y frutas.

El vinagre desde la antigüedad ha sido utilizado por su excelencia al eliminar olores, además de ser un producto casero de limpieza, sirve muy bien para neutralizar olores a humedad en la cocina o eliminar el olor a cigarrillo.

Por otro lado, para los baños el bicarbonato de sodio es el mejor aliado en términos de mantenimiento y limpieza. Durante la limpieza, rocíe la taza del baño con bicarbonato de sodio y frote. La suciedad adherida a la superficie de la taza del baño desaparecerá con el olor. Su poder absorbente evita los olores desagradables en el baño.

Para ponerlo a prueba, agregue bicarbonato en un recipiente de vidrio, añada unas gotas de aceite esencial de lavanda. La mezcla no sólo absorbe olores desagradables, sino que también difunde un olor muy agradable.